viernes 19 de julio de 2024 - Edición Nº2053

Nación | 28 feb 2023

Sin respaldo

Silencio de hospital: nadie aplaudió a Alberto en el acto que compartió con Kicillof en Morón

El Presidente fue el primero en ser presentado en el acto de inauguración de las redes cloacales, pero hubo silencio casi absoluto cuando mencionaron su nombre.


Es una muestra más del poco, casi nulo, respaldo que tiene el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, para dentro de la coalición de Gobierno que compone el Frente de Todos.

Era un acto de suma importancia, ya que se inauguraba una red cloacal para que el 100% del municipio de Morón cuente con agua potable. Allí participaron del encuentro Alberto Fernández y Axel Kicillof, sumados a Malena Galmarini (AySA) y el intendente Lucas Ghi.

Bajo la atenta mirada del Ministro de Economía, Sergio Massa, sumado a otros funcionarios de renombre como Carlos Bianco y Martín Sabatella, se produjo un hecho que llamó la atención a más de uno.

Ni bien comenzado el evento, el locutor presentó a cada una de las figuras políticas que estuvieron en Morón. Al primero en anunciar fue al Jefe de Estado, pero cuando lo nombraron hubo silencio absoluto. Muchos murmullos, ningún aplauso. Eso se llevó el Presidente Alberto Fernández de su visita al Conurbano Bonaerense.

Por otro lado, al segundo que presentaron fue al Gobernador Axel Kicillof. Allí, todo el polideportivo colmado por militantes y dirigentes ovacionaron al mandatario bonaerense, presente en un acto clave para inaugurar una obra fundamental correspondiente al Plan 6x6 que lleva adelante en su deseo de aspirar por la reelección.

Hasta Malena Galmarini recibió más aplausos que el Presidente. Fue sin dudas una arista que llamó poderosamente la atención, en el medio de una fuerte interna dentro del Frente de Todos.

Es la primera vez que Axel Kicillof y Alberto Fernández comparten un acto de gestión en la Provincia de Buenos Aires durante el año electoral. Anteriormente, el Jefe de Estado estuvo diez veces en el territorio más populoso del país, y nunca Kicillof fue a apoyarlo. Alberto estuvo dos veces en Ensenada, en Exaltación de la Cruz, Berazategui, Mar del Plata, Miramar, Avellaneda y Almirante Brown. En Morón, fue la primera vez que se mostraron juntos en una interna que parece no tener fin.

Esta es otra clara demostración del descontento general con el mandatario nacional. Alberto Fernández no cumplió con sus expectativas de Gobierno, y la militancia lo hace sentir. No solamente nadie lo aplaudió en Morón, sino que trascendió que ninguna organización movilizará el día de mañana en la Apertura de Sesiones de la Legislatura nacional, mientras que Axel Kicillof tendrá un fuerte despliegue militante en La Plata cuando de su discurso en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

Dato no menor, en el Congreso Nacional se dará el reencuentro entre Alberto y Cristina Fernández de Kirchner, dos que tienen una relación totalmente rota, como con todo el sector kirchnerista.

Sin embargo, en Morón manifestó la necesidad de seguir con el rumbo político que impulsó el peronismo en estos últimos tres años al asegurar: “Necesitamos la compañía de ustedes. No importa quién va a presidir la Argentina a partir del 10 de diciembre. Lo que sí importa es que sea uno de los nuestros para que no se altere el movimiento y el sentido político que nosotros le hemos dado a la Argentina".

"Le pido al pueblo argentino que no desvíe la senda. Un día desviaron la senda y votaron a (Fernando) de la Rúa y el país se desmoronó. Otro día desviaron la senda y votaron a (Mauricio) Macri y el país se desmoronó. Les pido que no desvíen la senda, porque hay una lógica política que todos nosotros tenemos y que no debe ser alterada", finalizó el Presidente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias