viernes 19 de julio de 2024 - Edición Nº2053

Provincia | 2 jul 2024

Elecciones en octubre

Abad pidió la unidad de la UCR bonaerense de cara a las internas y apuntó contra Kicillof

Recientemente el presidente de la Unión Cívica Radical bonaerense habló de una crisis "con dos elementos corrosivos" en referencia a Milei y a Kicillof.


Recientemente el titular del Comité Provincia de la UCR, Maximiliano Abad, salió a pedir la unidad de los espacios que conforman el partido de cara a las elecciones del 6 de octubre. El argumento es que hay dos elementos "corrosivos" para la vida democrática que abren una oportunidad para el radicalismo.

Abad señaló que uno de los elementos corrosivos tiene que ver con la "alarmante situación económica y social que se expresa en indicadores que lastiman" conjugada con un alto "nivel de rechazo y de pérdida de confianza en las instituciones".

Esa combinación, dijo, "pone en clave dramática las bases mismas del funcionamiento democrático". A su vez, cuestionó el "modelo populista de gestión pública" que, sin nombrarlo, atribuyó a Axel Kicillof.

"La Provincia de Buenos Aires es más pobre, menos productiva, más insegura, más impotente en términos sanitarios y educativos y ejerce una presión fiscal inaudita sobre quienes trabajan y producen en el territorio", sostuvo.

El cuadro de situación descrito por Adelante radicales configura, según el análisis del espacio, una "oportunidad / necesidad" para el partido, supeditada a que se consiga la unidad. "El reagrupamiento, el reencuentro y la articulación de una estrategia común como partido, nos permiten representar a excluídos y desencantados, por un lado y a canalizar de manera genuina la vocación de cambio y de reformas que necesitan todos los bonaerenses", analizó.

En ese aspecto, consideran que la unidad "nos permite recuperarnos, fortalecernos y poder así liderar una opción política que le devuelva dignidad, desarrollo, modernización e igualdad de oportunidades a cada bonaerense".

El comunicado completo de adelante radicales

“La coyuntura actual en la Provincia de Buenos Aires no deja dudas. Estamos atravesando una crisis estructural con dos elementos muy corrosivos para la vida democrática de nuestro país.

En primer lugar, una alarmante situación económica y social que se expresa en indicadores que lastiman. Pobreza e indigencia por encima de la mitad de la población, descenso de la actividad económica en múltiples sectores de la cadena productiva, resquebrajamiento del sistema educativo que expulsa como nunca antes, desmoronamiento del sistema público de salud, aumento de la magnitud y de la gravedad de los casos de inseguridad, son algunas de las postales que más afectan a la sociedad.

Además, el cuadro de situación se completa con una crisis tan preocupante y dolorosa como la que describimos al inicio. Nunca antes en estos cuarenta y un años de democracia, la población ha expresado tanto nivel de rechazo y de pérdida de confianza en las instituciones como en este presente. Una combinación que pone en clave dramática las bases mismas del funcionamiento democrático.

A este fenómeno, debemos sumarle, un modelo populista de gestión pública que fracasó en todos los órdenes. La Provincia de Buenos Aires es más pobre, menos productiva, más insegura, más impotente en términos sanitarios y educativos y ejerce una presión fiscal inaudita sobre quienes trabajan y producen en el territorio.

Esta modalidad, contiene un certificado de defunción para las perspectivas reales y concretas de cambio que nuestra sociedad necesita. Frente a ello, se abre una oportunidad/ necesidad que no podemos desaprovechar.

La Unidad de la UCR - de diagnósticos pero también de acción - no solo es un compromiso ético alimentado en la actualización doctrinaria de Parque Norte de 1985, sino que también es una ética de la responsabilidad frente a la emergencia actual. El reagrupamiento, el reencuentro y la articulación de una estrategia común como partido, nos permiten representar a excluídos y desencantados, por un lado y a canalizar de manera genuina la vocación de cambio y de reformas que necesitan todos los bonaerenses.

Desde Adelante Buenos Aires, queremos convocar a todo el radicalismo de la Provincia. Llegó el momento de llamar a las cosas por su nombre. La unidad nos permite recuperarnos, fortalecernos y poder así liderar una opción política que le devuelva dignidad, desarrollo, modernización e igualdad de oportunidades a cada bonaerense. Vamos todos juntos por esa fuerza”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias